Yo Soy Lajas, Org.

Yo Soy Lajas, Org.

Yo Soy Lajas, Org.

Stacks Image 47776
Agrupaciones Deportivas | Sinopsis

En este artículo deseo mencionar algunos datos históricos del deporte en Lajas. Boxeo, Béisbol y atletismo. Para comenzar tengo que mencionar a Enriquito Ramírez Irizarry. Podemos llamarlo sin lugar a dudas, el pionero de los deportes en Lajas. Dedicó más de cincuenta años en las lides del deporte.

Fue el hombre que en unión a Percha descubrió a José Monserrate Basora (Purro) y lo puso en el camino del triunfo.

También ayudó y estimuló a los Ramón Aponte, Domingo Padilla y a otros, quienes además de sobresalir en el boxeo aficionado, fueron atletas de alto relieve en las pistas insulares y que también representaron a Puerto Rico en las Olimpiadas Centroamericanas y del Caribe en Panamá en el 1938.

El señor Pont Flores, distinguido y famoso columnista del periódico "El Mundo" reconoció a los atletas de Lajas como los Finlandeses de Puerto Rico, por su enorme resistencia en carreras de larga distancia.

A principios de la década del 50, dentro de un grupo de atletas surge la figura de Efraín Santiago Suárez en el boxeo, con madera de campeón, cualidades extraordinarias, pegada contundente y demoledora, bastante rápido, sereno, valiente y agresivo con una condición de asimilación sin igual y una disciplina ejemplar. Fue el niño mimado de Enriquito y de toda la fánaticada lajeña.

En su noble empeño, Enriquito no pudo lograr su objetivo de llevar a Efraín a la misma posición en que dejó a Purro Basora. La suerte fue adversa para Efraín, ídolo de Lajas. Cosechó triunfos a granel y se ganó a los mejores de su peso,126 libras. En Puerto Rico, la mayoría de sus triunfos fueron por la vía rápida. En la Última pelea de eliminación para representar a Puerto Rico en las Olimpiadas de Helsinki en Finlandia, Efraín fue víctima de unos jueces sin escrúpulos que dieron una decisión descabellada favoreciendo al muchacho de San Juan, monarca de esa división en Puerto Rico. La prensa deportiva de Puerto Rico criticó severamente esa decisión injusta y antideportiva. Efraín le fracturó la nariz y pegó tremendos golpes que lo dejó incapacitado y no pudo ir a representarnos a Helsinki. Al no tener el muchacho nuestro, la oportunidad que tuvieron otros boxeadores de inferior calidad, Lajas perdió un prospecto con calidad de campeón mundial.

Años más tarde, surgieron otros consagrados deportistas y atletas más jóvenes que con esfuerzo y abnegación, mantuvieron el deporte activo. Me refiero a esas figuras recordadas por la fanaticada lajeña; Ángel Cario, Güiro, Liche, Cefo, Johnny Torres, y otros.

Otros continuaron su obra deportiva en la gran urbe neoyorkina y Nueva Jersey para orgullo de Lajas como los son; Mario Pagan Rosado, Osvaldo Vega, Ramón Martínez, Pedro Tiboré y su esposa, Machuca, Güiro y otros que de momento no llegan a la memoria.

Dos figuras deportivas que por su esfuerzo y sacrificio, para orgullo nuestro, conquistaron dos campeonatos consecutivos en el Béisbol Clase "A", me refiero a los señores Ángel Cario Acosta como apoderado y Johnny Torres como dirigente.

Ángel Cario heredó el equipo de un pariente suyo, buena gente y dueño de una panadería. Un esforzado paladín que usaba su guagüita batalladora con cara de malas noches, para repartir pan, galletas y a los peloteros a su ida y regreso de los juegos. Este era el señor Wilson Arroyo. Cuando ya no pudo más, Ángel Cario se hizo cargo, que podía menos por su trabajo con Obras Públicas.

Sacó retazos de tiempo, y de su carro público retazos de dinero para mantener la franquicia. Movió cielo y tierra para que nada le faltara a sus Amados Tigres, que eran su Tesoro y por ende su corazón. Nos trajo además un equipo de la Liga Central.

El pueblo de Lajas siempre ha demostrado sus grandes inquietudes por los deportes, muy especialmente en el deporte del Béisbol. Fue en el año 1910 que se organizó el primer equipo de Béisbol que se llamó "Lajas Stars". Hasta el 1915 se jugaba al otro lado de la quebrada "El Chorro", y luego donde ubica hoy la escuela Arturo Grant Pardo.

Fue escenario de grandes desafíos que dejaron grata recordación en la fánaticada de aquellos tiempos. Las aparatosas cogidas de la primera base, Celso (Quena) Rivera, los batazos kilométricos de Nito Alvarado y las sensacionales dobles jugadas de los hermanos Boyin y Maple en el campo corto y segunda.

A través de los años surgieron otros equipos con nuevos pinos y de muy buena calidad como lo fueron : El "Handcraft", "All Lajas", y el famoso "Libertad" de don Enrique Irizarry reforzado con los mejores jugadores de Ensenada y Guánica.

Luego de algunos años de decadencia por falta de recursos económicos, surgió el "Farmacia Frank", que dejó una estela luminosa en el Béisbol lajeño, siendo su apoderado el Ledo. Francisco Frank Paganacci y su dirigente el gran Monserrate (Gandil) Quiñones. Dividieron honores en los mejores equipos de esa época, el famoso "Parrot" de Ensenada, "Central Rufina", y el "Tres X" de Ponce, dirigido por Perucho Cepeda.

En el 1938 Enriquito y Payín Feliú, organizaron un equipo de tercera categoría que se llamó el "Super A", la fábrica de abonos de Mayagüez que a su vez le donó los uniformes.

Años después, el señor Gilberto Ramírez Ortiz se dio a la tarea de conseguir otro parque atlético de más amplitud. Con 48 firmas de persona sobresalientes en la comunidad de Lajas y con una carta explicativa de la urgente necesidad que tenía Lajas de un parque moderno, se le envío al entonces Comisionado de Parques y Recreos Públicos, al señor Julio Enrique Monagas. Mientras se esperaba la contestación, se organizó la directiva de ese comité pro parque atlético y don Gilberto Ramírez quedó a la cabeza de dicho comité con Enriquito Ramírez, Percha, Félix Rosado, Emilio Quiñones, Liche, Ricardo Irizarry, Ángel Cario Acosta y otros.

El sitio escogido es donde esta actualmente. Muchos se oponían a este sitio con el pretexto de que quedaba muy lejos del pueblo.

Se recibió contestación del señor Monagas informando que la legislatura había aprobado el proyecto pero que se necesitaba mayor Cantidad de fondos. Este le aconsejó que se escribiera al Ingeniero Miguel Barasorda, persona a cargo de la construcción de parques. Inmediatamente se le escribió a este y además a don Juan Ángel Tió, dueño de los terrenos.

Después de largos meses, casi dos años, gestiones, artículos enviados a "La Voz del Lector", al "Imparcial", al representante a cámara, don Justo Armando Guardiola, al señor alcalde, Celo Ramírez y en cierta ocasión al licenciado Ernesto Ramos Antonini. Se consiguió la aprobación con una asignación de $15,000.00 para la compra y construcción del parque.

Tuvimos la grandísima suerte de que el ingeniero lajeño Cody Figueroa vino a trabajar a la Comisión de Parques y Recreos Públicos bajo la dirección del ingeniero Barasorda, compañero de profesión y oficiales de la Fuerzas Armadas. Cody vino a dirigir la construcción y mandó a destruir la caña sembrada hasta tomar una porción de terreno de 5.92 cuerdas.

El propósito fue adquirir bastante terreno para fomentar otros deportes, además del Béisbol. Por eso ustedes notarán que en la categoría de estos parques construidos en la isla, el de Lajas es más grande. Este hizo el número 37 de los 312 construidos en Puerto Rico hasta septiembre de 1968.

Fue una noche de junio de 1948 que tuvo lugar la inauguración de nuestro parque con un partido de sóftbol entre San Germán y Lajas.

Una semana después se inició un campeonato local con seis equipos, tres de la zona rural y tres de zona Urbana. "La Plata", dirigido por Hermitaño (Taño) Ojeda, Lajas Arriba, dirigido por Felipe Castro; conocido por "Los Marty", "Magüayo", dirigido por Luis Mario Acosta, "Los Becerros de Loles", dirigidos por el mismo, "Las Estrellas de Ramírez", dirigido por Enriquito Ramírez y "Los Atléticos de la Liga Atlética Policíaca, dirigido por Gilberto Ramírez Ortiz.

Varias semanas después, don Gilberto en unión a Bolívar Cuevas, Ariel Ramírez, Félix Rosado y Benito Camocho, rotularon la distancia en una hoja-lata pulida con fondo blanco y los números en negro. Cabe señalar que Ariel Ramírez para esa época, era maestro de carpintería en la Segunda Unidad de Palmarejo.

Loles Santiago fue el primer apoderado del equipo Clase "A" y Liche, el primer dirigente. No podemos dejar de mencionar a un caballero que también hizo mucho por el Béisbol en nuestro pueblo me refiero al doctor Salvador Morales, exaltado en la Galería de Atletas distinguidos.

Que Dios nos ilumine, para que nuestro querido pueblo continúe cosechando triunfos en los deportes y que no desmayen en su noble empeño para bien de la juventud y para orgullo de la comunidad lajeña.

¡Que viva el deporte!
✏️Freddy Pagán


Comenta en Facebook y Twitter lo que has leído en YoSoyLajas.Org.